Realeza Sanguinaria

Realeza SanguinariaA Erzsébet Bathory la historia la conoce como la Condesa Sangrienta y su historia es de las más interesantes o quizás sería más justo decir despiadadas dentro del mundo de los asesinos en serie por el hecho de ser la causante de más de 650 muertes de jóvenes por usar su sangre para bañarse y con esto conservar la juventud.

Niñez

Nació en el año 1560 en la cuna de una de las familias más adineradas de Hungría ya que su tío era el Rey de Polonia y su primo el Primer Ministro de Hungría. En su familia también se encuentran algunos casos con antecedentes esotéricos como un tío que era adorador de Satán y otros miembros familiares con lazos en la práctica de magia negra, alquimia y brujería.

Vida privada

A los 15 años de edad contrae matrimonio con el Conde Nadasdy y se mudan a un castillo en los Cárpatos. Pronto su esposo es llamado al campo de batalla y la reciente condesa se queda sola con su nodriza la cual era una seguidora de las artes negras.

En este periodo establece relaciones con un joven extraño al que las personas del pueblo denominaban el vampiro por su aspecto atípico, luego de esto comienza una relación lésbica con 2 de sus doncellas.

Belleza

Eran cada vez más los invitados a su corte que se conocían con el título de hechiceros y brujeros, la condesa disfrutaba de su compañía y artes ocultas. Tras tener a sus hijos su belleza comenzaba a deteriorarse hecho que la preocupaba y su nodriza le aconsejo usar la sangre de las doncellas pues aseguraba que tenía propiedades rejuvenecedoras que podrían prolongar el desgaste del físico.

En un inicio, la condesa se mostraba reticente a la propuesta de su nodriza pero tras la muerte de su marido desaparecieron todas las dudas que pudiera tener sobre el tema y comenzó a circular la idea de los baños de sangre por su cabeza.

Primera muerte

Aprovechando que una de sus doncellas le propinó un tirón mientras la peinaba, la condesa le dio un bofetada que la manchó de sangre la mano, creyendo que la piel que entró en contacto se veía más joven, ordenó que la doncella fuera encadena y que muriera para que su sangre llenara la bañera real.

Tras esto, su carruaje recorría los Cárpatos en busca de doncellas que eran encadenadas en el castillo para luego darles muerte por un verdugo, sirviente o por la misma condesa, todo con el fin de servir al macabro baño.

Justicia

Los lugareños comenzaron a temer el coche de la condesa Erzsébet y los comentarios llegaron a oídos de su majestad pero debido al poder de la familia tardaron mucho tiempo en enviar tropas a realizar una inspección. Duraron 10 años las libertades de la Condesa Sanguinaria sin que fuera molestada.

Luego de ser apresada y sus cómplices muertos por la muerte de más de 650 jóvenes, el rey la condenó a morir de forma lenta, empedrada en la pared con solo una pequeña rendija para recibir alimentos. En estas condiciones duró 4 años, obteniendo la muerte en 1614 a la edad de 54 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *