La mujer del velo

Esta leyenda de terror habla de una mujer llamada Ana, y su historia con un Don Juan muy afamado de la época, Luís, un tipo conquistador, embaucador, mentiroso y aprovechado.

Ana, como muchas otras, se enamoró locamente de él, de tal forma que cuando Luís perdió el interés en ella, Ana se suicidó por amor, por ese amor verdadero que creía haber vivido. No sin antes jurar que se lo llevaría con ella para estar juntos en la eternidad.

Luis sin embargo, siguió con su vida, salía por las noches en busca de diversión, y en ciertas ocasiones veía la silueta de una mujer hermosa que caminaba rápidamente y se escondía de él. Aquella mujer de cuerpo divino llevaba siempre un velo negro en señal de luto. Él quería acercarse, pero ella se alejaba más y más, hasta perderse en los callejones, el hombre pensaba que iba a morir de amor si no lograba alcanzarla.

Al paso de una semana; fecha en la que su difunta amante suicida cumplía un año. Rumbo al panteón, la silueta de aquella bella mujer apareció en su camino, pedía a gritos ayuda dentro del cementerio, y él se apresuró en busca de la dama.

Esta al verlo le dijo: -Gracias al cielo, alguien me ha escuchado- el caballero galamente pregunta sobre su estancia en el panteón y ella responde: -vengo a ver a mi hermana, hoy cumple un año de muerta, un mal hombre la enamoró y ella se mató por él. ¿Qué crees que se merece el barbaján?- por agradar a la dama contestó: -Merece ser enterrado vivo con la mujer a la que hizo sufrir para que ella lo pueda amar- y ella respondió: -Pues que así sea-, la joven descubrió su rostro y lo tomó de la cintura, el hombre permanecía inmóvil por la impresión de estar siendo sujetado por un cadáver, aunque su cara estaba carcomida por los gusanos y estos circulaban por los huecos donde deberían estar los ojos, él la reconoció como su amante muerta, la dulce Ana, que lo hundió en la tierra, cumpliendo así su juramento, de llevarlo con ella para estar juntos por toda una eternidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *