Archivo de la categoría: Cuentos de terror

Cuentos de terror

Cuentos corto de terror la promesa no cumplida

Cuento corto de terror, la promesa no cumplida, esto sucedió en los años 80´en los que una pareja de enamorados, que recién se había casado, se había prometido algo difícil de cumplir, y que era que si cualquiera de los dos, se moría, el que quedara vivo no buscaría el amor, sino al cumplir 5 años de viudez, todo eso fue una promesa, como las que haces siempre, pero ahí quedo.promesas

Al momento de casarse, pasaron unos de los mejores meses de su vida, en los cuales disfrutaron como nunca, el matrimonio, pero algo les faltaba, para ser felices, y es que era los celos incontrolables de la mujer, que por cualquier cosa explotaban, algunas veces sin siquiera tener motivos, pero así era ella, desde que estuvieron de novios, unos años atrás.

El se enamoro así, como la conoció, con un temperamento fuerte, y de unos celos incontrolables, pero era parte de lo que la había enamorado, la forma de ser de ella y así la aceptaba, pensando que con el tiempo, esos sentimientos cambiarían, pero nada fue así, al contrario esos sentimientos aumentaron con el tiempo que tenían de casados.

De repente al casi tener un año de casados, a ella le dio un paro respiratorio mientras dormía, y el quedo con muy poco tiempo de casados, paso lo del velorio y el entierro, y como no habían tenido familia, pronto todo quedo en el olvido, así como las promesas que se hicieron en su matrimonio.

 

El se cambio de ciudad y empezó una nueva vida, en donde trabajaba conoció a una linda chica, con la cual empezó a tener una relación de amistad, amistad que con el tiempo se volvió amor y que lo llevaron a proponer le matrimonio, todo esto en menos de 2 años de haber enviudado, entonces en una ocasión, en el espejo de su baño, al momento de de bañarse, con el vapor del agua aparecieron las letras, ” 5 años lo prometiste”,  algo que lo asusto, y le recordó de la promesa que había hecho con su difunta esposa.

Eventos como ese, siguieron, y lo que lograron fue que no se casara, para que a su prometida, no le pasara nada, hasta cumplir los 5 años que le había prometido a su viuda.

 

El origen del hombre lobo

El origen del hombre lobo

Uno de los cuentos de terror infantiles más contados es el del hombre lobo, aunque muchas veces no se sabe de dónde surgió esta historia tan contada, y a su vez retratada por una gran cantidad de películas, series de televisión y demás.

La historia del hombre lobo se cree que surgió en Grecia, en un pueblo bastante chico en donde su rey era un adorador de Zeus, pero que a su vez su comportamiento no era acorde al de un creyente de esta clase de dioses, puesto a que estaba acostumbrado a matar extranjeros que se alojaban en su pueblo, como así también a enfermos y vagabundos.

Se dice que cuando Zeus se enteró de que uno de sus más fieles seguidores estaba cometiendo tales atrocidades, decidió dirigirse a la tierra para de esa manera conseguir darle un castigo y una lección a ese rey que tanto lo había venerado.

Al llegar a la tierra Zeus se convirtió en un vagabundo y decidió ingresar al reino para pedir asilo al rey. Lo primero que éste pensó fue que tenían que sacrificarlo, aunque algo lo hizo cambiar de opinión, por lo que rápidamente se dio cuenta que estaba frente a su dios, el que tanto había adorado. Decidió invitar al vagabundo a un banquete con todos los manjares, aunque no se dio cuenta de que entre esos alimentos estaba la carne de su hijo, algo que rápidamente detecto Zeus y lo condenó a pasar el resto de su vida huyendo de la civilización convertido en un antropomorfo, como así también con el conjunto de sus descendientes.

De esta forma se originó el hombre lobo, un hombre común y corriente que por las noches cambia de aspecto y conducta, especialmente las de luna llena, en donde su necesidad por alimentarse de carne humana es enorme, aunque si sus víctimas logran sobrevivir también se convertirán en hombres lobo.

La jaqueca de Alexia

La jaqueca de AlexiaEl reloj marcaba las siete de la noche cuando Alexia, llegó a casa de su novio para ir al cine. Éste no podía conducir, debido a que tenía vencida su licencia de manejo.

A medio trayecto, ella decidió que tal vez sería mejor idea convertir esa noche en una velada romántica:

– ¿Por qué mejor no nos desviamos al mirador y así tenemos a la luna y de las estrellas sólo para nosotros?

– Me parece fantástico, por eso te quiero tanto, eres una romántica de las que ya no hay. Respondió su novio.

Llegaron a un paraje desolado en el que únicamente estaba el firmamento y unos cuantos árboles. Esa noche las estrellas inundaban el cielo, impidiendo inclusive que la luna llena brillara con intensidad.

No bien Alexia había apagado del motor del automóvil, cuando comenzó a sentir un intenso dolor de cabeza.

– Ay otra vez esa malvada jaqueca que no me deja descansar. Gritó desesperada.

– Te dije que fueras al doctor. No es normal que te duela tanto la cabeza.

– Ya fui, de hecho traigo en el maletero las pastillas que me recetó el doctor. ¿Me las podrías traer por favor querido?

– Es un placer. Enseguida te las doy.

El muchacho bajó del automóvil y abrió la cajuela del auto. En eso estaba cuando alexia soltó un alarido propio de los cuentos de terror más horripilantes y quedó semiinconsciente.

Luego de un breve periodo de tiempo, la chica despertó asustada, pues observó que su ropa estaba desgarrada y cubierta de sangre.

Bajó del auto, sólo para encontrar un escenario mucho peor. El cuerpo de su novio estaba esparcido por el lugar entero. En ese acto de sadismo, únicamente pudieron intervenir dos agentes distintos. En primer lugar, una pandilla de asaltantes que sintiera fascinación por el desmembramiento de un hombre inocente o bien una bestia carnívora sedienta de sangre.

Alexia llamó a la policía y después de las averiguaciones, la joven fue llevada a la cárcel, pues ésta no había sido la primera vez en la que se encontraba involucrada indirectamente en un caso de asesinato.

Lo que nadie sabía es que en las noches de luna llena ella se transformaba en una mujer lobo.

Overtoun Bridge: donde los perros se suicidan

Overtoun Bridge: donde los perros se suicidanUn misterioso y enigmático puente, todavía no tiene una explicación lógica y esta desconcertando a todos los especialistas. Se trata del puente Overtoun Bridge, ubicado en Hamilton, en un pequeño poblado de Escocia.
No sería tan famoso y popular sino por fuese por su misterio. Al parecer es el lugar preferido, donde todos los caninos escogen para saltar de un precipicio y terminar con sus propias vidas.

Este fenómeno, comenzó a darse frecuente en la década de los 60′, por alguna extraña razón que no se puede explicar, los perros se suicidan, se sienten atraídos a este puente en donde se suben sobre él y se lanzan al vacio como si nada, “pareciera como de un maléfico encantamiento que los controlan” o “son atraídos por campos magnéticos” son algunas de las famosas frases que ronda entre los pobladores de la zona.

Lo más curioso de este gran misterio es la repetición de caída que tienen los caninos, es decir, si estos no logran suicidarse en el primer intento lo hacen nuevamente, repetidas veces hasta lograr su fin, sin importar la agonía o por el sufrimiento que estos estén pasando.

En estos últimos años, un doctor mejor conocido como David Sands, dio una hipótesis al respecto sobre este extraño fenómeno. En la cual se basaría en una especie animal que vive debajo del puente, el visón americano, muy conocido por secretar una sustancia proveniente de su ano con un profundo olor, el cual llama la atención para los perros, haciéndose llamativa para los mismo e ir tras su búsqueda, sin importarles las consecuencias que estos sufren.

Mientras las hipótesis, conclusiones y especulaciones siguen dando vuelta tanto de científicos como pobladores, lo cierto es que los suicidios no paran y y ya rondan entre los 100 y 150 suicidios en lo que va de este ultimo siglo.

Está en el armario

historia de terror Está en el armario

¿Sabes porque en muchas casas modernas no hay guardarropa en las recámaras de los niños? Estoy casi seguro de que has escuchado al menos una de las historias de terror cortas que han ocurrido dentro de los guardarropas.

Hace años los padres de familia utilizaban el recurso de decirles a sus hijos que dentro de los clósets había una gran variedad de monstruos y brujas que se ocultaban ahí, para llevarse a los niños que no se portaran bien o que no cumplieran con sus deberes en la escuela.

Esto en ocasiones funcionaba muy bien, pues hacía que los infantes tomaran responsabilidades y obedecieran las normas que había en sus hogares. Sin embargo, con el correr de los años las teorías que hablan acerca de la educación de los pequeños se han ido modificando y hoy es impensable que los progenitores usen esas tácticas, pues se considera terror psicológico.

No obstante, vayamos unos cuantos años en el pasado y recapitulemos la historia de Samuel, un chiquillo inocente que le decía a su madre que dentro de su armario, se escondía un ente demoníaco que quería matarlo.

– Mamá, mamá. Otra vez el monstruo del clóset me está diciendo cosas feas.

– Hay Sami, cuantas veces te voy a decir que no digas mentiras.

– Pero es cierto, justo cuando tú te vas, él me habla y me dice que vendrá por mí para matarme.

– Deja de leer esos libros de historias terroríficas que te regalaron en tu cumpleaños, lo único que hacen es que tu mente imagine cosas que simplemente no pueden ser. Para que te convenzas, vamos a ir ahora mismo tu armario y lo revisaremos de cabo a rabo.

La señora sacó todas las pertenencias de su hijo y como era de esperarse, no encontró nada extraño. Las volvió a poner en su lugar y para que su pequeño se quedara más tranquilo, cerró el armario con llave.

– Así no saldrá ningún monstruo.

Pese a eso, cuando el despertador del Buró marcó las dos de la mañana, el cerrojo se abrió lentamente y un pequeño espíritu salió y mató a Samuel, dejándolo con una trepanación en el cráneo.

La cortadora de carne

La cortadora de carneMe dicen que en una empresa que se dedicaba a empacar productos cárnicos (actualmente el edificio se encuentra clausurado), ocurrieron una serie de hechos sobrenaturales luego del supuesto asesinato de una de sus empleadas.

Las leyendas cortas de miedo en las compañías, generalmente se crean para infundir temor en los empleados de nuevo ingreso. Sin embargo, este no es el caso, ya que la misma plantilla laboral venía trabajando sin cambios de personal por más de una década.

Evelyn, una mujer de 30 años casada y con dos hijos, trabajaba ahí 12 horas sin descanso del lunes a sábado. Era muy dedicada y le apasionaba su trabajo, aunque sólo se tratara de manejar la sierra de corte.

Para nadie de los que ahí laboraban, fue un secreto que desde que llegó, Montalvo (el supervisor del turno matutino) puso sus ojos en ella. Este tipo tenía una mala reputación, pues todos sabían que conseguía lo que quería sin importarle el precio que hubiera que pagar por ello.

Las invitaciones a salir fueron tan repetitivas que pronto se convirtieron en acoso laboral. El marido de Evelyn reportó personalmente esta situación a los gerentes de la compañía, más como eran familiares de Montalvo no hicieron nada.

El tiempo transcurrió y un día por la tarde, mientras los demás empleados estaban tomando su descanso, el hombre se le acercó a Evelyn, quien a su vez estaba limpiando las cuchillas de la máquina, tomándola de la cintura.

– Hoy no vas a rechazarme. Estamos solos tú y yo aquí. Dijo él.

– Suélteme, me hace daño. Gritaba ella frenéticamente.

Sin pensarlo mucho, Evelyn tomó una de las cuchillas y trató de clavársela a Montalvo. No obstante, éste esquivó todos los ataques y finalmente acabó desarmándola.

Después fue él quien tomó el acero y lo clavó en el pecho de ésta a la altura del corazón, asesinándola de inmediato.

Luego tomó el cuerpo y lo arrojó en el molino de carne. La versión oficial fue que Evelyn accidentalmente había caído ahí. Sin embargo nadie creyó esa historia.

Años después el lugar fue cerrado, pues hay gente que afirma haber escuchado lamentos nocturnos que emanan de esta máquina.

El fantasma del gran sombrero

El fantasma del gran sombrero

La literatura popular mexicana se compone de leyendas terror, romance, desamor y otros tantos temas interesantes. Ahora contaré una historia correspondiente al primer género que cité.

A las afueras de un colegio en el estado de Chiapas, se dice que por las noches aparece un fantasma vestido de campesino, portando un gran sombrero que le tapa la cabeza por completo, motivo por el cual las personas que lo han visto no le han podido otorgar rasgos físicos distintivos.

El caso más sonado por aquella región es el que experimentó doña Magnolia, una mujer viuda de 65 años de edad. La señora refiere que a eso de las 11 de la noche, pasó frente al portón del colegio (se me olvidó mencionar que doña Magnolia fue profesora en ese plantel por más de tres décadas de manera ininterrumpida, hasta que se jubiló).

Escuchó murmullos y quejidos que provenían de los árboles cercanos. En un momento pensó que se trataba a lo mejor de un gato atorado en una rama o simplemente de algunos pajarillos que estaban construyendo su nido. No obstante, a medida que se iba aproximando, los sonidos iban aumentando de intensidad.

Posteriormente, sintió que un dedo largo y huesudo la tocó por la espalda. Giró la cabeza, pues creyó que podía ser un conocido suyo.

Al mirar a la aparición, la mujer comenzó a temblar y dijo:

– Nicanor, ¿eres tú? Haciendo una clara referencia a su difunto marido).

– El fantasma del sombrero ancho, no articuló ninguna palabra. Sin embargo, se puso a chiflar una canción de la época revolucionaria.

– Ah, usted debe ser la aparición de la que todos hablan el pueblo. Dijo doña Magnolia ya un poco más tranquila.

– He leído mucho sobre soldados mexicanos de principios del siglo XX que rondan por las calles de los pueblos, recordando sus viejas batallas.

El fantasma se tocó el sombrero y haciendo un movimiento que indicaba “adiós” desapareció.

Suerte que la maestra estaba preparada para esta experiencia. Otra persona distinta, tal vez hubiera muerto del pavor de encontrarse cara a cara con un espectro sin rostro.

Falla en la electricidad

Falla en la electricidad

Estábamos mi novia y yo tomados de la mano, sentados en el sofá frente al televisor esperando que comenzara nuestro programa favorito: Un cuento de terror. En esa emisión cada día presentaban una historia nueva, ya podía ser de vampiros, hombres lobo, momias o fantasmas.

El locutor del programa estaba a punto de decir el nombre del episodio de hoy, cuando intempestivamente se fue la luz.

– ¡Bonita hora para que falle la energía eléctrica! Debe ser un fusible, déjame ir por ellos. Dijo ella

– En el instante en que lo traigas, yo lo cambio. Le respondí.

La casa era de dos plantas. En la parte de abajo (es decir, donde nos encontrábamos) se hallaba el comedor, la sala, un medio baño y una biblioteca. Mientras tanto, en la parte de arriba se encontraban las habitaciones (tres para ser exactos) y un baño completo.

A los pocos minutos mi novia regresó con los fusibles y una lámpara.

– Aquí están. El medidor y todo lo relacionado con la luz se encuentra junto al estudio.

– De acuerdo, si necesito algo te aviso. Le dije.

Me dirigí a la pared del fondo y antes de que pudiera echarle un vistazo a los fusibles, escuche una voz débil proveniente del cuarto.

– ¿Eres tú sobrina?

– No señora. ¿Quiere que le llame?

– No, solamente necesito que me hagas un favor. Ven acá toca mi frente para ver si ya me bajo la calentura.

Corrí tan rápido hacía allá que tropecé y la lámpara que llevaba en la mano se hizo añicos. Entré y alcance a percibir una silueta. Una delgada mano tocó la mía y la encaminó a su frente.

– Está ardiendo señora. Ahora mismo le digo a Isidora que venga.

– Isidora, ven pronto, tu tía se siente muy mal.

– ¿Mi tía? La única tía que tengo vivía en Canadá y hace más de 20 años que falleció.

En ese momento, la energía eléctrica regresó y quede anonadado al notar que el estudio estaba vacío.

La leyenda de terror del Ahorcado

 


Esta leyenda de terror se conoce desde hace muchos años y se relaciona mucho con los casos de suicidios de personas ahorcadas, se dice que el ahorcado es aquella persona que murió en pecado y no puede descansar en paz.

Las historias de la aparición del ahorcado son muchas, la más común es aquella donde existe un suicidio y el alma de la persona sigue vagando en pena atormentando a quienes rodean el lugar donde murió.

La primera historia que se conoce del ahorcado habla de un hombre que descubrió que su novia le era infiel y por eso le quitó la vida, luego del desespero por lo que hizo, él también decidió quitarse la vida haciendo uso de una orca en la habitación más oscura de su casa. Luego de esto, todas las personas que trataban de vivir en el lugar o sus alrededores, podían sentir la extraña presencia del ahorcado, esta alma en pena emitía sonidos muy extraños tratando de atormentar con su lamento, quienes aseguraban haberlo visto, lo describen como un hombre deprimido que vaga vestido de blanco con una vela encendida. Las personas aseguran que está pagando la pena por todo lo que hizo y hasta que no la cumpla no podrá descansar en paz.

Quienes ven al ahorcado tienen muchas pesadillas porque él va a atormentar la vida de otros, para liberarse del ahorcado solo hay que tirar un vaso con agua en el lugar donde lo presenció.

La mujer del velo

Esta leyenda de terror habla de una mujer llamada Ana, y su historia con un Don Juan muy afamado de la época, Luís, un tipo conquistador, embaucador, mentiroso y aprovechado.

Ana, como muchas otras, se enamoró locamente de él, de tal forma que cuando Luís perdió el interés en ella, Ana se suicidó por amor, por ese amor verdadero que creía haber vivido. No sin antes jurar que se lo llevaría con ella para estar juntos en la eternidad.

Luis sin embargo, siguió con su vida, salía por las noches en busca de diversión, y en ciertas ocasiones veía la silueta de una mujer hermosa que caminaba rápidamente y se escondía de él. Aquella mujer de cuerpo divino llevaba siempre un velo negro en señal de luto. Él quería acercarse, pero ella se alejaba más y más, hasta perderse en los callejones, el hombre pensaba que iba a morir de amor si no lograba alcanzarla.

Al paso de una semana; fecha en la que su difunta amante suicida cumplía un año. Rumbo al panteón, la silueta de aquella bella mujer apareció en su camino, pedía a gritos ayuda dentro del cementerio, y él se apresuró en busca de la dama.

Esta al verlo le dijo: -Gracias al cielo, alguien me ha escuchado- el caballero galamente pregunta sobre su estancia en el panteón y ella responde: -vengo a ver a mi hermana, hoy cumple un año de muerta, un mal hombre la enamoró y ella se mató por él. ¿Qué crees que se merece el barbaján?- por agradar a la dama contestó: -Merece ser enterrado vivo con la mujer a la que hizo sufrir para que ella lo pueda amar- y ella respondió: -Pues que así sea-, la joven descubrió su rostro y lo tomó de la cintura, el hombre permanecía inmóvil por la impresión de estar siendo sujetado por un cadáver, aunque su cara estaba carcomida por los gusanos y estos circulaban por los huecos donde deberían estar los ojos, él la reconoció como su amante muerta, la dulce Ana, que lo hundió en la tierra, cumpliendo así su juramento, de llevarlo con ella para estar juntos por toda una eternidad.