Archivo de la categoría: Cuentos cortos

Cuentos cortos

Cuentos cortos – Mientras dormía

Había escuchado muchas personas decir que: “Se les había subido el muerto mientras dormían” y me parecía algo poco creíble, pensaba que era simplemente algún tipo de padecimiento psicológico, convertido en cuento de terror para asustar a los niños pequeños.

Pero una noche, cuando llevaba un par de horas dormido, sentí un enorme peso sobre mí, me oprimía el pecho con fuerza, me aplastaba tanto que sentía los resortes de la cama picándome el cuerpo. Extrañamente no podía abrir los ojos, sabía que estaba despierto y que algo raro sucedía, pero mis ojos parecían llenos de pegamento.

Tampoco pude gritar por más que lo intentaba, mi cuerpo estaba tenso de tanta fuerza que aplicaba para poder quitarme aquello de encima, llegó el punto en que hasta me dolía, por fin conseguí un movimiento algo torpe, mi cuerpo se sacudió con fuerza y algo cayó al suelo, el chillido que emitió me hizo despertar.

Corrí a encender la luz, y alcance a ver una sobra que se reflejaba en la pared, mientras algo salía por la ventana. Muy confundido por lo que había pasado y por nunca haber creído en lo sobrenatural, cerré la ventana, puse las cortinas en su lugar e intenté dormir de nuevo. No pude hacerlo, porque mi corazón latía a un ritmo que no había experimentado jamás, y sentía sobre mis hombros una gran pesadez, sin duda, estaba siendo observado, pero no sabía por quién o por qué.

Sin darme cuenta el sueño me atrapó, y al poco tiempo, tuve la sensación de estar cayendo, algo me había jalado de la pierna y tumbado de la cama, para arrastrarme un par de metros cerca de la ventana.

Sé que fue real, no es un simple cuento de terror, algo vino por mí una noche mientras dormía, estoy completamente seguro, porque me dejó como recuerdo una de sus garras, incrustada en mi pierna. El día que vuelva, lo estaré esperando y le daré batalla.

La leyenda de la chica

cuento corto la chica de 16

Cuenta la leyenda que existía una chica que apenas tenía 16 años, y ya por eso ella misma pensaba que era lo suficientemente madura como para tomar decisiones por sí misma, con sus padres siempre se rebelaba, salía a escondidas a pesar de que sus padres se lo prohibían, siempre llegaba tarde por la noche y así en repetidas ocasiones. Esta chica tenía un novio, aunque sus padres no lo sabían ella quedaba siempre con él a 2 calles de su casa. Una noche tenían que ir a una fiesta, tanto él como ella lo esperaban con ilusión.

Llegó ese día, había muchísimo alcohol y ya había jóvenes borrachos, no tuvo que pasar mucho tiempo para que tanto ella como él empezaran una fuerte discusión, él chico a los pocos minutos se puso a tontear con las demás chicas, y es que a pesar de que ella era una rebelde se entristeció de ver lo que estaba haciendo su ex novio. Al final la chica fue metida al coche por su ex novio, ya que en la fiesta ella le estaba montando un escándalo bien grande y no paraba de gritarle.

De camino a casa una fuerte luz les enfocó de frente, de pronto se escucho un estruendo terrible, parecía el impacto de un meteorito, pero fue un impacto frontal con otro coche. Cuando llegó el equipo de emergencia vio que la chica todavía seguía con vida, a su lado una enfermera le sujetaba la cabeza cuando de repente dijo; Dile a mis padres que me perdonen, les quiero mucho.

El doctor consternado le preguntó a la chica si la conocía, ella respondió, imposible, la pareja que ha muerto en el otro coche eran sus padres, habían ido a buscarla.

Proximamente más cuentos cortos.